LOS ARQUITECTOS DE OURENSE CIERRAN EL PEOR AÑO DESDE LA CRISIS

El articulo de la Voz de Galicia lo deja muy claro, el 2014 ha sido el peor año desde el comienzo de la crisis para los arquitectos de Ourense. Por su parte, el 2015 parece que todavía va a peor, si atendemos a lo que nos comentamos entre compañeros de profesión. Viendo todo este panorama, llama mucho la atención ver como en el espacio urbano de las ciudades, las obras emergen como la espuma antes de las elecciones. Todos lo hemos visto hasta el hastío, parece que el ruido ensordecedor de los martillos neumáticos ahogase una y otra vez la megafonía de los partidos políticos. Lo que antes era cruzar un paso de cebra ahora es cruzar un campo minado haciendo diagonales.

Visto el panorama, choca que esas pequeñas reformas del tejido urbano no se repartan más entre todos los arquitectos; por ejemplo, mediante algún tipo de colaboración con el COAG. ¿Verdad que no seria tan difícil? Sin lugar a dudas, con un reparto más equitativo de las obras lograríamos huir de ese clientelismo con los políticos, un mal que en nuestra profesión empieza a ser endémico, y lograríamos mejorar la diversidad y calidad del espacio urbano con nuestros distintos puntos de vista. En la pluralidad siempre hay riqueza.

Cabe añadir que, dicha colaboración que menciono con respecto al COAG, debería funcionar de una manera diferente a como en la actualidad funciona la “colaboración” para las ITEs (Inspecciones Técnicas de Edificios). “Colaboración” de la que aún no se tienen noticias, donde el Concello aún no ha ejecutado ninguna inspección de esta índole a través del COAG. Existiendo muchos edificios que a estas alturas se han excedido de plazo para la ejecución de la ITE. De esta manera, cuando hablo de colaboración hablo de que fluyan sinergias positivas entre profesionales de la arquitectura y nuestros políticos actuales, dando espacio a la diversidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *