Blog de Arquitectura Galega
<< anterior || siguiente >>
Hacer click para ampliar

Ante un entorno alejado del concepto de ciudad entendida para y por sus ciudadanos, pretendemos crear un reducto colectivo de aire fresco.

La parcela está situada en una parte de la ciudad carente de vida colectiva, por su falta constante de espacios de relación.

No se descubren espacios públicos con personalidad suficiente para funcionar como polo de atracción de las relaciones humanas.

Entendemos, que la creación de pequeñas áreas regeneradoras de vida, tejan una entramado de espacios, capaces de darle el dinamismo necesario, para la aparición de esos puntos de encuentro entre las personas, que tanto se han olvidado hoy en día.

El entorno de la parcela es un ejemplo claro de espacio ciudadano sin ciudadanos. La vida se produce en entornos cerrados, tras una valla y en horarios prefijados, toda una antítesis de lo orgánica y caótica que se supone es la naturaleza del ser humano.

Nuestra propuesta pretende generar ciudad partiendo de generar vida en la propia intervención.

Intentamos crear nuestro propio retal de vida para predicar con el ejemplo, de que la vida y relaciones entre personas se crean en entornos favorables para ello.

Creemos que la planta baja de la propuesta debe de ser lo más diáfana posible, incluyendo la parte del programa exigida en la propuesta. Por tanto creamos una planta baja, permeable a todo viandante, en la que se suceden puntos de encuentro y relación.

La permeabilidad de las circulaciones como base para prevenir el gueto y aislamiento de la comunidad.

Creamos una plaza elevada en la primera planta. Su acceso no está coartado por ningún tipo de barrera, por lo que es de libre circulación.

El hecho de estar elevada le da la intimidad necesaria para las inter-relaciones humanas, tan abandonadas en las ciudades dormitorio, justo a las que pretendemos evitar.

Las viviendas se vuelcan a través de corredores hacia este espacio central.

Mediante correderas metálicas microperforadas coartamos la visión desde el exterior, del interior de las viviendas y corredores. De este modo garantizamos la privacidad e intimidad necesaria para la vida en el interior de la vivienda.

En el interior de las unidades habitacionales, la cocina se concibe como un mueble que se pueda ocultar con un gesto, dilatando el espacio de día de la vivienda.

Los corredores en fachada al exterior aparecen como espacios permeables pero de gran privacidad, dotándolos de válvula de expansión de las respectivas viviendas en caso de necesidad. Evita las miradas furtivas a través de las mismas correderas metálicas microperforadas.

Los garajes se desarrollan en planta sótano -1 y -2. En ellos se incluyen posibles trasteros para las unidades habitacionales.
Creamos dos módulos habitacionales distintos, los de 55 m2 (2D) y los de 35 m2 (1D) que se distribuyen de la siguiente manera:

4 módulos de 55 m2 (2D) en PB

22 módulos de 35 m2 (1D) en P11

4 módulos de 55 m2 (2D) en P2
18 módulos de 35 m2 (1D) en P2

4 módulos de 55 m2 (2D) en P 3
18 módulos de 35 m2 (1D) en P3

4 módulos de 55 m2 (2D) en BC
18 módulos de 35 m2 (1D) en BC

Google Plus   Itesourense   Rúa do Ensino N°1 Bajo Izquierda, 32002 Ourense.   Telf.: 687 939 205   mirandaprol@gmail.com   © Domingo Alberto Miranda Prol - Todos los derechos reservados

- Somos arquitectos especializados en: proyectos de edificación, de rehabilitación, de urbanismo, interiorismo e inspección técnica de edificios(ITE). - Pretendemos, desde nuestro estudio en Ourense, abarcar proyectos en toda Galicia. - Ofrecemos una gestión integral de proyectos, y una dirección de obra contínua y exigente. - En esta página podrás, además de conocer nuestro trabajo, solicitar un presupuesto sin compromiso, la información urbanística de tu parcela, o informarte sobre las subvenciones para rehabilitar tu vivienda. Incluímos también una galería de imágenes que nos sirven de referencia para los proyectos que están en desarrollo.

Diseño y programación: ACV Galaica